“Bebote”:

Sociedad

“Bebote”: "Moyano me daba las entradas, las órdenes y la plata”

Fue el 18 de diciembre de 2018 y hace cuatro días esa extensa confesión de más de 60 páginas fue incorporada al expediente después de ser validada por la jueza Brenda Madrid

Seis horas, en un tono monocorde, con papeles sobre sus rodillas y en un orden cronológico al momento de reconstruir los hechos, Pablo “Bebote” Álvarez habló ante el fiscal Sebastián Scalera. Fue el 18 de diciembre de 2018 y hace cuatro días esa extensa confesión de más de 60 páginas a la que accedió Clarín, fue incorporada al expediente después de ser validada por la jueza Brenda Madrid en la causa donde se investiga una asociación ilícita que defraudó al Club Independiente. Sus dichos apuntaron a Pablo y a Hugo Moyano. Dio precisiones de la maniobra que lo llevará a juicio oral en el futuro y sostiene que todo era "manejado por ellos".

“Quiero reconocer que soy el jefe de la barra de Independiente, también quiero reconocer que ninguno de los imputados que están actualmente detenidos, pueden organizar o decidir nada con cuestiones a la hinchada porque todas esas decisiones y organizaciones, solamente las decido yo”, dijo Álvarez ante el fiscal Scalera. Habló de los hechos que lo llevaron a prisión. No actuaba solo y esto fue lo que buscó plasmar en su confesión.

Entonces, apuntó contra el hijo del líder de Camioneros: "Yo tengo que cumplir órdenes de Pablo Moyano que era el que me daba las entradas, la plata, los bonos, las cuotas, la estadía en los viajes fuera del país, de todo eso me ocupaba yo. Durante el último año y medio, he tenido distintas causas inventadas por el señor Lugones que todo fue como un acuerdo con los Moyano y Lugones para sacarme de circulación, cuando yo me entero de todas las defraudaciones y todas las cosas que estaban haciendo en el Club".

La fiscalía determinó que hubo un "sistema de concesiones recíprocas entre parte de la dirigencia (Moyano, Nakis, Maldonado) y la barra brava". La dirigencia "funcionaba como fuente de financiamiento de la barra, a través de las entradas, cuotas, bonos, protocolos, viajes, dinero en efectivo, explotación de puestos en espacios públicos etc. La dirigencia a cambio contaba eventualmente con los “servicios de la barra”. Usufructuaban a quienes figuraban en el listado confeccionado por Bebote Álvarez y que le hacía llegar a Integradores SA a través de Damián Lagaronne (otro ex barra).

Durante la audiencia ante Scalera, Álvarez aportó los listados de todos los hinchas de su sector, “es el listado de los barrios, cuántas entradas les correspondían a cada barrio en la primera etapa de la gestión de Pablo Moyano, de Hugo Moyano, de Yoyo Maldonado”. Se comenzó con un listado de 500 personas, “el listado fue aumentando desde que llegaron los Moyano al Club" hasta llegar a unas 1.200, dijo el ex barra.

En este punto dijo: "La defraudación que le hicieron (los Moyano) al Club Independiente al no tributar las cuotas que los iban a pagar. La defraudación está en la plata para hacer la cancha de pasto sintético (...) la extorsión está en el fideicomiso" y amplió que después de un allanamiento, "pasaron U$S 30 millones, el Club debe $ 75 millones o sea que si hacemos devolver toda esa plata que esta gente defraudó tendríamos un superávit de más de $ 600 millones”.

Para la Justicia Pablo Moyano es parte de la asociación ilícita y Álvarez manifestó que estaba al tanto de todo. “Fue Pablo el que me hizo volver a la cancha (...) me hace llamar por Carlos Montaña que era el que acompañaba a Cantero a hablar con todos los ministro en la época del kirchnerismo”. La reunión se hizo en el Sindicato y el ex barra entregó un croquis detallando cómo era el lugar y la oficina del hijo de Hugo Moyano. “Ahí Pablo me cuenta que ellos tenían intenciones de agarrar el Club pero que necesitaba que yo vaya a hacer marchas a la sede con mi agente para que Cantero renuncie antes que termine el campeonato que estábamos jugando en la primera B. Ellos tenían intenciones de levantar al Club. La verdad que me pareció una charla sincera que después resultó ser una farsa”, sostuvo.

Consultado por el fiscal a quiénes se refería con “ellos”, Bebote indicó: “Ellos son los Moyano. El Club lo manejan ellos. Ellos son ellos, son siempre ellos, con su secretario general con Hugo Moyano, con Pablo Moyano, después son toda gente de ellos, han invitado, han hecho un grupo de plan de salvataje”. Álvarez contó que Pablo Moyano prometió que les darían "lo que Cantero no nos daba, micros para partidos de visitantes, de local, nos iban a devolver las entradas, nos iban a pagar las cuotas de los socios que yo tenía”. Según sus dichos-, Moyano le preguntó cuánto quería de sueldo, el ex barra dijo que pidió solo “el folclore, lo que es la fiesta en el Club. Siempre viajábamos al mundial con colaboración de los jugadores y del cuerpo técnico, ahí él (Moyano) me dice que no vaya a molestar a ningún jugador que ellos se iban a hacer cargo de esa plata pero que teníamos que sacar a Cantero del Club, para que ellos puedan ganar las elecciones”.

¿Cómo iban a sacar al presidente del Club? Lo primero “que me propusieron era hacer marchas a la sede. Hicimos como cuatro marchas con bombos, para que Cantero renuncie, éramos entre 200 y 300 personas". En la reunión con Pablo acordaron una “colaboración”. La misma consistía en “dar $ 400.000 por los jugadores y técnicos por campeonato”. Este dinero era “para que nosotros empecemos a juntar la plata para los mundiales”. En realidad una vez sola me dio esa cantidad, estipulamos igual $ 30.000 por partido y $ 30.000 por partidos de la Copa".