Pidieron entre 7 y 9 años de prisión para Lucas Carrasco

Sociedad

Pidieron entre 7 y 9 años de prisión para Lucas Carrasco

Fueron las solicitudes de la fiscalía y la querella. El periodista y tuitero K está acusado por dos mujeres. El relato de una de ellas.

Este miércoles comenzó el juicio oral contra el bloguero Lucas Carrasco, conocido por haber integrado el programa 678, acusado de dos casos de "abuso sexual agravado por acceso carnal". En la primera jornada el imputado declaró y también se hicieron los pedidos de pena: la fiscalía solicitó 7 años y la querella, 9.

“Sentí culpa de haberte tratado mal”, leyó la querella en su alegato. La frase es de Carrasco, y fue extraída de una de las conversaciones de Facebook con una de las víctimas. Para el representante de una de las víctimas, “eso demuestra que él la obligó a realizar una práctica sexual no consentida. Él no lo negó”.

Con suéter gris y camisa, Carrasco había declarado más temprano con una voz tan ronca que la jueza Ana Dieta de Herrero, integrante del Tribunal Oral en Criminal (TOC) porteño N° 9, fruncía los ojos en señal de agudizar la escucha. Contestatario, como cuando se expresa en Twitter, arrancó. “No soy un violador. La mera cuestión de la palabra es vergonzosa. Siento mucha vergüenza. Puedo haber destratado a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometer un delito”, dijo.

"Sé que no soy la persona más amable del mundo, pero no soy un violador". Así se defendió Carrasco al declarar este miércoles en la primera audiencia de un juicio oral en el que está acusado por dos mujeres de abuso sexual. La primera denunciante fue Sofía Otero, que en junio de 2016 lo señaló ante la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM). El hecho denunciado por Otero habría ocurrido en 2013 cuando, mientras ella tenía relaciones sexuales consentidas con el periodista, él la forzó a prácticas no consensuadas y a consumir drogas.

"Estaba chata en el colchón. Me tenía agarrada de cuello y nuca. No me podía mover, no tenía forma de sacármelo de encima. Me acuerdo que grite, lloré. En ningún momento paró: lo hacía con más fuerza", declaró la joven frente al tribunal, luego de Carrasco.

La segunda denunciante (que pidió no revelar su identidad), también expuso, pero sin periodistas en la sala, sobre un hecho de 2015. Además, ante la UFEM hubo denuncias de al menos otras dos mujeres contra Carrasco, cuyos casos no forman parte del juicio.

Las denunciantes no se cruzaron con Carrasco en el ingreso a la sala y, una vez dentro, la querella solicitó que el acusado se retirara al momento en que declararon las denunciantes. Por eso, el periodista escuchó esos relatos desde una sala contigua.